Buscan soluciones para revertir la contaminación de las aguas en Argentina

Riachuelo. Foto: Wikipedia

La calidad de las aguas superficiales y subterráneas se ha instalado -tanto en la gestión pública como en la privada- como un tema central en Argentina, ya que afecta la alimentación del futuro y la salud de los ciudadanos.

Debido al crecimiento de las industrias -sobre todo la frigorífica-, los efluentes líquidos de lagos, lagunas y arroyos poseen una alta carga de componentes orgánicos por lo cual no pueden seguir el ciclo natural del agua. En consecuencia, los efluentes industriales –conjunto muy variado de residuos que se obtienen debido a la actividad fabril- constituyen una de las principales causas de la contaminación ambiental.

“Estamos frente al problema de revertir lo que por años se descuidó: el medio que nos rodea. Por ejemplo tenemos el Riachuelo en la provincia de Buenos Aires, donde ahora hay que invertir grandes sumas de dinero para recuperar la calidad de sus aguas… descontaminar aguas subterráneas resulta carísimo en cualquier parte del mundo”, opinó la Ingeniera Química Joyce D. Owen en un informe publicado por la Dirección de Protección Ambiental de la Provincia de Chubut.

Un estudio del Banco Mundial afirma que en la cuenca La Matanza-Riachuelo, unos 20.000 establecimientos efectúan vertidos de desechos industriales, de los cuales unos 14.000 no hacen uso de ningún sistema de tratamiento y algunos de ellos operan de manera clandestina.

Si bien la experta apunta a “actuar antes de contaminar la fuente de agua” y a la concientización de las industrias para que cada una pueda “ser responsable de los desechos que genere y encargarse de su tratamiento”, lo cierto es que esto no está sucediendo de manera sistemática.

Un estudio del Banco Mundial afirma que en la cuenca La Matanza-Riachuelo, unos 20.000 establecimientos efectúan vertidos de desechos industriales, de los cuales unos 14.000 no hacen uso de ningún sistema de tratamiento y algunos de ellos operan de manera clandestina.

Asimismo, desde la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) señalan, en un informe publicado en su portal, que el problema de las aguas se agrava por la falta de cumplimiento de las normas vigentes y su consecuente falta de control por parte de las autoridades.

¿Cómo revertir la situación?

Actualmente existen algunas opciones que apuntan a revertir esta situación tales como tecnologías para acelerar el proceso de oxidación, reducir olores y minimizar la superficie necesaria para que ocurran estos fenómenos. Algunas son tecnologías de aireación fuerte que requieren instalaciones costosas y alta utilización de energía, solo válidas para circunstancias muy particulares y otras utilizan insumos químicos.

Como una alternativa natural para paliar este problema se presenta el sistema BioReco, un recuperador biológico económico y sustentable que combina la microbiología con la ingeniería. El producto llega a través de Worms Argentina, una empresa con una larga trayectoria en cuidado del medio ambiente a través de la producción de fertilizantes orgánicos y materiales reciclados…

Seguir leyendo en La Gran Época

Mantenete informado de todas las novedades siguiéndonos en Facebook, Twitter o a través de nuestro boletín vía email.

Reciba nuestro Boletín