El Wormsbox.

El Wormsbox doméstico esté siendo cada día más popular en los pequeños y grandes centros urbanos tanto en hogares como oficinas; al permitir la conversión de desechos orgánicos en humus de lombriz sólido y líquido. Dicho fertilizante, realizado dentro de su casa en un espacio mínimo sin causar molestia alguna, puede ser aplicado en sus macetas o jardín.

En un rincón de la cocina, el lavadero, la terraza o el balcón, un recipiente similar a un contenedor de residuos estándar llamado Wormsbox, es capaz de transformar nuestros desechos orgánicos en alimento para lombrices, y a través de ellas producir humus de lombriz de alta gama, disponiendo de manera útil la basura orgánica que producimos diariamente.

"Reciclar" en lugar de "Tirar la basura"

Los desechos orgánicos, por su propia naturaleza resultan complicados de eliminar, ya sea en forma pública o privada. De no ser tratados correctamente, tienen un impacto negativo en el medio ambiente. A través del reciclaje orgánico por medio de estos anélidos es posible convertirlos en humus. El humus de lombriz es el fertilizante natural y acondicionador de suelos de mayor calidad con que contamos actualmente en el mercado. Su uso en lugar de químicos, sin duda redundará en nuestro beneficio y en el de futuras generaciones. Saber que en un rincón de nuestra cocina, lavadero, terraza o balcón estamos transformando nuestros desechos orgánicos a través de lombrices en fertilizante de alta calidad, provoca que crezca nuestro sentido de responsabilidad para con nuestro planeta. Los desechos orgánicos que generamos diariamente están calculados en 750 gramos por persona, produciendo un impacto altamente negativo en el medio ambiente. Instalar un Wormsbox es sencillo. Estos contenedores son cerrados, no hay riesgo de olores fuertes o fétidos ni falta de higiene, ya que el proceso se realiza en un recipiente que no permite fugas de restos orgánicos ni de lombrices.

compostera

 

Beneficios del Reciclaje Doméstico

Usar el Wormsbox para producir abono orgánico conlleva sus ventajas:

Tierra: mejora su estructura y su capacidad en mantener el agua. Enriquece el suelo con microorganismos. La actividad microbiana en el humus procesado por lombrices es entre 10 o 20 veces más elevada que en la materia orgánica previa a ser ingerida por ellas.

Plantas: el humus de lombriz potencia la germinación y el desarrollo, le da brillo a sus hojas y las pone en forma.

La conversión de residuos domiciliarios en humus de lombriz reduce los desechos en vertederos, disminuyendo el impacto ambiental negativo al ser enterrados.

El Compostador Urbano

En sitios urbanos con alta densidad de población, los espacios son limitados.

Tampoco abundan los grandes balcones y terrazas con la suficiente superficie para convertir en viables otros métodos de compostaje habituales en ambientes rurales o semi-urbanos. Podemos citar como ejemplo de estos a la pila de compost (material compuesto por la progresiva descomposición de diferentes desechos orgánicos), la que es mantenida en contacto directo con el suelo.

El reciclaje doméstico soluciona los problemas de espacio y, además, garantiza el control de los olores. Hay que evitar poner carne, pescado, productos precocidos, lácteos, huesos y elementos con mucha grasa. Está comprobado que el efluvio que desprende el compostador que emplea lombrices es imperceptible, se lo puede comparar al olor de la tierra cuando es mojada por la lluvia.

Facebook

 

 

Recibi nuestro Boletin

boletin
falun 1 falun 2 falun 3

WebMaster Fatero power by SEO Argentina